Los carbohidratos

Los carbohidratos, también llamados glúcidos e hidratos de carbono, son junto con las proteínas y las grasas, un de los elementos esenciales para el buen funcionamiento del cuerpo humano. Los carbohidratos están presentes principalmente en alimentos de origen vegetal y son tan importantes porque a partir de ellos obtenemos la energía que necesita nuestro organismo para funcionar correctamente. Los hidratos de carbono comprenden los azúcares, los almidones y la fibra. La energía que obtenemos de estos elementos pasa inmediatamente al cerebro y al sistema nervioso y se convierte en glucosa, la cual dota de energía a nuestro cuerpo.

Cómo comer carbohidratos

Los hidratos de carbono, aunque son importantes, deben ser consumidos con moderación, en su justa medida, ya que tienen un aporte calórico muy elevado. El momento ideal es el desayuno, ya que necesitamos un aporte fuerte de energía para afrontar el día. Es muy importante que la cantidad de glúcidos se vaya reduciendo a lo largo del día para que al llegar la cena la ingesta sea mínima, puesto que para ir a dormir no necesitamos energía, por tanto, esos carbohidratos que no absorbemos, se convierten en grasa. También es importante diferenciar entre los hidratos de carbono que contienen azúcares y los que no, ya que los que no la contienen se pueden consumir en una mayor cantidad. Los carbohidratos se encuentran en todos los cereales, las legumbres, las patatas, las harinas y todos los productos dulces, como bollería, chocolates, ya que contienen muchos azúcares. Son estos últimos los que hay que evitar por su gran aporte calórico.

Un exceso de hidratos de carbono ricos en azúcares es perjudicial

Una dieta equilibrada debe contener, según la pirámide de la alimentación sana, alrededor de seis raciones diarias de hidratos de carbono, aunque los niños pueden llegar a tomar hasta once. Lo más importante es que estos carbohidratos provengan de pastas, arroces, pan y cereales y que se eviten los azúcares, ya que provoca un aumento de las calorías totales diarias recomendadas y, por tanto, obesidad, lo que deriva en otras enfermedades, como diabetes, colesterol, hipertensión y enfermedades de tipo cardiovascular.

Imagen de lunamarina – FotoliaSimilar Posts:

, , ,